¿Qué es eso? Acuerdos de conservación explicados

Un hombre prepara la mezcla de fertilizante orgánico, en la foto de arriba, como parte de los beneficios de los acuerdos de conservación en el Bosque Protector Alto Mayo. (© Thomas Muller)

Nota del editor: desde “adaptación climática”, “carbono azul”, “enfoque de paisaje” a “servicios ecosistémicos”, la jerga ambiental cada día está más presente en todos lados. El blog “Human Nature” de Conservación Internacional busca descifrarlos en una serie de notas explicativas que llamamos “¿Qué es eso?”

En esta entrega, analizamos los “acuerdos de conservación”, un enfoque que ayuda a conservar la biodiversidad mientras mejora la calidad de vida de las comunidades locales.

Entonces: ¿Qué es un ‘acuerdo de conservación’?

Es un trato entre una comunidad y un grupo o persona (que podría ser un gobierno, una organización sin fines de lucro, una fundación, una corporación o compañía privada o incluso un individuo), que financian un proyecto de conservación.

¿Cómo funciona?

A cambio de hacer compromisos específicos de conservación para proteger sus tierras -como mantener los bosques en pie sin talarlos- las comunidades reciben beneficios del financiador, como fertilizantes orgánicos y herramientas de poda para mejorar sus fincas de café o capacitación y salarios para patrullar los bosques para prevenir su tala ilegal.

¿Por qué trabajarías directamente con las comunidades para hacer esto?

Conversemos con un experto para que nos lo explique.

“La gran parte de lo que queda de naturaleza en todo el mundo -bosques tropicales, manglares costeros, pastizales- está en manos de los pueblos indígenas y de las comunidades locales poseedoras del territorio”, dice Margarita Mora, directora general del Programa de Custodios de Conservación Internacional (CI). “Estas son las áreas con la mayor diversidad de plantas y animales en el mundo, así como las áreas con mayor valor cultural para la humanidad. Las personas que viven en estas áreas son sus guardianes efectivos, pero a veces no existen alternativas económicas al uso de sus recursos naturales que no sea utilizarlos de forma insostenible. Finalmente, lo que buscan son mejores oportunidades económicas para sus familias. Nuestro trabajo es hacer que eso suceda mientras protegemos la naturaleza: hacer que la protección del medioambiente sea una opción económica viable “.

¿Cómo aseguramos que estos negocios sean justos para las comunidades?

Los términos de los acuerdos de conservación son diseñados directamente con las comunidades locales, y todo es voluntario. Las comunidades y las organizaciones socias primero identifican las presiones que se ejercen sobre los recursos naturales de la comunidad, como la posible invasión de una compañía minera o personas externas que talan los manglares ilegalmente, y juntos definen las acciones que las comunidades deben llevar a cabo. Los acuerdos establecen las acciones y los beneficios, así como la forma en que todos serán monitoreados y las consecuencias para todas las partes involucradas si no cumplen con los términos.

“Sabemos que la negociación lleva tiempo”, dice Zachary Wells, director técnico del Programa de Custodios de Conservación de CI, que supervisa los acuerdos de conservación. “Las comunidades a veces no creen que las organizaciones socias proporcionarán beneficios en reconocimiento a sus esfuerzos de conservación. La confianza entre las organizaciones socias y las comunidades necesita construirse a lo largo del tiempo “. El proceso de negociación se explica en este video.

¿Qué sucede si la comunidad no cumple sus compromisos?

Los acuerdos son cancelados, así de simple.

¿Ha pasado esto alguna vez?

Sí. Por ejemplo, en la región de Alto Mayo, en el noroeste de Perú, los cafeteros se comprometieron a no talar árboles para expandir sus fincas y, a cambio, solicitaron apoyo técnico para mejorar su producción de café y tener un mejor acceso a los mercados. El monitoreo socioeconómico y de cobertura forestal indicó quién estaba y quién no estaba cumpliendo con los compromisos. Para los pocos productores de café que continuaron talando el bosque, los acuerdos fueron cancelados, una señal para todos los implicados de que los acuerdos son serios y vinculantes. Ahora, la deforestación se ha reducido en el área, y los productores de café que firman acuerdos obtienen mejores precios por su producto.

“Hemos visto que generalmente durante el primer año de los acuerdos habrá miembros de la comunidad que no cumplirán con el acuerdo”, explica Mora. “Al aplicar las sanciones definidas en el acuerdo, los miembros de la comunidad se dan cuenta de que esta es una relación seria”.

¿Qué tipo de apoyo reciben las comunidades?

Los beneficios generalmente incluyen inversiones en servicios sociales como salud y educación, así como inversiones en medios de vida, a menudo en los sectores agrícolas o pesqueros. Los beneficios también pueden incluir pagos directos y salarios. Por ejemplo, en Bolivia, las comunidades indígenas acordaron no talar árboles a cambio de ayudar a construir un negocio de ecoturismo. En China, el socio del CI, el Centro de Conservación Shan Shui, capacitó a una comunidad en el mantenimiento de abejas y aves de corral para reemplazar las actividades que amenazan el bosque. Y en un acuerdo en Sudáfrica, los agricultores se comprometen a realizar actividades de pastoreo con un enfoque sostenible, gestionan el agua, llevan un control de su ganado y el control de los depredadores. A cambio, obtienen precios más altos por su ganado, capacitación en técnicas de restauración y administración comercial, y un mejor apoyo en temas de crianza acceso a atención veterinaria.

¿De dónde vino esta idea?

En 2002, Conservación Internacional negoció un acuerdo en el cual, el gobierno de Guyana concedió a CI una concesión a 30 años para la protección de 80,000 hectáreas (197,684 acres) que iban a ser taladas. La idea se repitió en Perú, Indonesia y la República Democrática del Congo, ya que era un trato atractivo para los gobiernos- que fueron compensados ​​por el costo de oportunidad de desarrollar dichas tierras- y una forma rentable de conservar la naturaleza. Una vez que se demostró que estos tratos con los gobiernos nacionales funcionaban, CI buscó trabajar directamente con las comunidades.

“El equipo de CI en ese momento pensó que, si este tipo de acuerdos negociados eran de interés para los gobiernos, CI también podría negociar acuerdos con las personas para conservar las tierras de la comunidad”, explica Wells.

¿Cuáles han sido los principales logros de estos acuerdos de conservación?

Hay 4.000 acuerdos vigentes en 19 países de todo el mundo, que benefician a 30.000 personas y protegen 1.8 millones de hectáreas (4.4 millones de acres), un área un poco más grande que El Salvador. De estos acuerdos, el 70 por ciento son financiados y gestionados directamente por programas gubernamentales, y el 30 por ciento son implementados por CI y organizaciones socias. De los más de 1.200 acuerdos implementados por CI y sus socios, el 90 por ciento están enfocados en la protección de los bosques. Una evaluación de la deforestación de las áreas donde se han implementado acuerdos de conservación por más de cinco años muestra que hay tres veces menos deforestación que en sitios sin acuerdos de conservación.

¿Cuál es el objetivo final de estos acuerdos?

El objetivo común es que las comunidades se beneficien de la protección de 13 millones de hectáreas (32 millones de acres), o un área del tamaño de Inglaterra, para 2020. “Hemos descifrado el código”, dice Mora. “Estos modelos funcionan. Cuando las comunidades tienen alternativas, eligen la naturaleza”. 

Lee esta publicación en inglés aquí.

Cassandra Kane es la gerente de comunicaciones de la División de Finanzas y Conservación de CI. Este post fue traducido al español por Daniela Amico, la gerente de comunicaciones de CI Peru.

¿Quieres leer más posts como este? Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico. Dona a Conservation International.

Comments

  1. Pingback: Voces del Alto Mayo: ‘El bosque me da todo lo que necesito’ - MotherNature

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *